Conectáte con nosotros

Política

Arzobispo condenó corrupción que “priva de vida plena a sectores más vulnerables”

En la Catedral Metropolitana se realizó la misa en el día de la Virgen de Nuestra Señora de la Asunción. Foto: IP

En la Catedral Metropolitana se realizó la misa en el día de la Virgen de Nuestra Señora de la Asunción. Foto: IP

En su homilía en honor a Nuestra Señora de la Asunción en la Catedral Metropolitana, el arzobispo Adalberto Martínez condenó la pérdida del horizonte moral que contribuye a la corrupción, gangrena el cuerpo social y priva de una vida plena a los sectores más vulnerables.

El primer cardenal paraguayo y arzobispo de Asunción  tuvo a su cargo la misa central en honor a Nuestra Señora de la Asunción, desarrollado en la mañana de este lunes en la Catedral Metropolitana.

Durante su homilía, pidió trabajar por una sociedad más solidaria y, en ese sentido, habló de algunas situaciones que oprimen a los humildes, generan angustia y tristeza en el pueblo, como el quiebre de los valores morales.

Al respecto, dijo que la pérdida del horizonte moral en la mayoría de los ciudadanos, ya por acción u omisión, contribuye a la corrupción, gangrena el cuerpo social y priva de una vida plena a los sectores más vulnerables.

Sobre el punto, dijo que este flagelo hace que muchos de los recursos no lleguen a los que realmente necesitan y que los pobres no puedan cubrir sus necesidades básicas de salud, educación, acceso a la tierra, vivienda y empleo.

Señaló que al estado de corrupción pública y privada se suma la acción del crimen organizado en sus diversas vertientes, tráfico de drogas ilícitas, tráfico de personas, lavado de dinero, entre otros males actuales, que si no reaccionamos como iglesia y como sociedad terminarán aniquilando la institucionalidad de la República y será fuente de dolor.

“Exhortamos a los cristianos que ocupan cargos de responsabilidad en la función pública, en especial a aquellos que tienen la función de investigar e impartir justicia en el Ministerio Público y en el Poder Judicial, que revisen si su actuación y sus decisiones son coherentes con sus convicciones religiosas y ciudadanas”, agregó.

Asimismo, mencionó otra situación que oprime a los pobres como la inequidad social estructural, que es consecuencia de la codicia que despoja de diversas formas a los pequeños de su derecho al desarrollo humano integral.

Sostuvo que el tema del acceso y propiedad de la tierra debe estar acompañado de políticas públicas para el arraigo en sus propias comunidades, tanto de los pueblos indígenas como de las familias campesinas.

Es imperioso que los gobernantes y poderes financieros procuren por un trabajo digno, educación de calidad y cuidado integral de la salud de todos los paraguayos y paraguayas, reflexionó finamente.

Click para comentar

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Los más leídos

error: Content is protected !!