Conectáte con nosotros

Agenda cultural

Bianca Orqueda, un mensaje que emerge desde el Chaco

© Renata Vargas

© Renata Vargas

Bianca Orqueda es una artista emergente, cantautora nivacchê de la comunidad Uj´e Lhavos, de Filadelfia, Chaco paraguayo, que a la edad de 11 años aprendió a tocar la guitarra con Brigüite Dück. Bianca fue representante de los pueblos originarios de Paraguay en la Expo Dubai 2021 y, a través de su nuevo videoclip Isesh’in (Ni más, ni menos), elaborado por la realizadora audiovisual independiente Mural, está alcanzando notoriedad en la escena musical local.

Conversamos con Esteban Servín, miembro de Mural y director de fotografía del videoclip, a fin de conocer los pormenores del proceso de trabajo que implicó el material, así como la elaboración estética del mensaje transmitido mediante la voz de Bianca.

— ¿Cómo surgió la iniciativa del videoclip?

— Estábamos hablando de crear un proyecto audiovisual con un enfoque artístico. La consigna era colaborar con músicos emergentes. Dio la casualidad de que nos apareció un video de Bianca Orqueda en las redes sociales y parecía una señal diciéndonos: “Es la artista que están buscando”. Quisimos colaborar con ella porque nos sentimos cautivados con su voz e idioma.

— De esta forma, empezamos a crear la propuesta. Queríamos grabar un videoclip en el Chaco y planificamos todo, desde el concepto, la estética, las locaciones, los colores, hasta el tipo de vestuario. Luego contactamos a Bianca, hablamos sobre el proyecto, le interesó la idea y agendamos una reunión. Confió plenamente en nosotros y nos dio el sí para arrancar la preproducción del videoclip. Sabíamos que era un proyecto ambicioso, pero íbamos a hacer lo que fuera para viajar y hacer el rodaje en el Chaco.

© Renata Vargas

© Renata Vargas

— ¿En qué contexto se dio esta producción?

— El contexto se dio durante la pandemia. Nuestro sector fue uno de los más golpeados económicamente y de los más olvidados por el Estado. Para nosotros, no era una opción quedarnos con los brazos cruzados. Empezamos a replantearnos qué podíamos hacer para seguir trabajando, y vimos la oportunidad en medio de la crisis. De ahí nació el proyecto. Para nosotros, se trata de un lugar donde complementar nuestros conocimientos y experiencias para ofrecer nuestros servicios pero, sobre todo, un espacio que nos dé oportunidad para crear proyectos como los de Bianca, con propuestas que nazcan de nosotros, con el objetivo de apoyar el arte nacional y seguir construyendo en comunidad.

— ¿Cómo fue el proceso de trabajo con Bianca?

— El proyecto nos tomó un año, aunque la idea ya estaba desarrollada. El proceso de preproducción fue muy largo. Necesitábamos conseguir financiación para viajar, una persona que nos pueda asistir durante la grabación, además de vestuario, equipos imprescindibles para el rodaje, entre otras cosas. El primer contacto con Bianca fue en octubre de 2020 y recién a principios de agosto de 2021 fue posible viajar al Chaco. En todo ese tiempo nos dedicamos a buscar fondos, pulir el concepto, armar el guion técnico, etcétera.

© Renata Vargas

© Renata Vargas

— Tuvimos la suerte de coincidir con Pamela Lugo, que fue nuestra asistente de producción en el videoclip, y con Tania Simbrón, una vestuarista con años de trayectoria en el cine nacional, quien nos dio una mano con la indumentaria, que fue pieza clave para el mensaje que buscábamos transmitir en el videoclip. Luego viajamos, un grupo reducido de cuatro personas. Cada uno se encargaba de cubrir entre tres a cuatro áreas que, en una producción con alto presupuesto, significaría una persona por cada especialidad. Fueron dos días de viaje y dos días de grabación. El rodaje se desarrolló en la estancia Iparoma, y también en la estancia Campo María, que tenía acceso directo a la Laguna Salada. Sin duda, fue una experiencia única e increíble porque tuvimos la oportunidad de estar en lugares de nuestro país que no son conocidos turísticamente, conectándonos con la naturaleza, siendo esto parte importante para nuestro video.

© Renata Vargas

© Renata Vargas

— ¿Qué mensaje buscaron transmitir junto con Bianca?

— El videoclip tiene un concepto detrás. Hablamos con Bianca para conocer más sobre su inspiración tras escribir la canción y nos sentamos a analizar letra por letra lo que quería contar. Ella quería transmitir lo que sintió en estos tiempos de incertidumbre durante la pandemia, dejando un mensaje claro a través de su lengua materna: “Hay momentos buenos y malos, pero, para superar esos malos ratos tenemos que enfocarnos en las cosas que nos hacen felices”.

— Por eso quisimos jugar con esa dualidad. En la canción ella menciona “abundancia y escasez”. Decidimos agarrarnos de esas dos palabras para representarlas visualmente en el video. Esa es la razón por la cual Bianca lleva dos vestimentas completamente distintas, porque a través de los colores, las texturas y los estilos queríamos transmitir ese concepto, agregando detalles de su cultura indígena. Así también fue con las locaciones: queríamos escenarios totalmente opuestos para que hagan ese contraste entre sí.

© Renata Vargas© Renata Vargas

La realizadora audiovisual independiente Mural está constituida por Renata Vargas, Esteban Servín y Paolo Allegretti. Se trata de una propuesta autogestionada que nació “por el amor al arte”.

 

 

2 Comments

2 Comentarios

  1. Gizella Hütter

    8 de diciembre de 2021 at 11:52

    Impresionante el trabajo! Arte puro, talento desbordante!

  2. Luz Marina Servin

    9 de diciembre de 2021 at 07:57

    La canción es hermosa, Bianca tiene una voz privilegiada , en lo único que disiento es en parte de la imagen , las trenzas específicamente….

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los más leídos

error: Content is protected !!