Conectáte con nosotros

Deportes

Djokovic cae ante Carreño y se despide de Tokio sin medalla

Foto: @DjokerNole.

Foto: @DjokerNole.

El tenista serbio Novak Djokovic, número uno del ranking mundial, llegó a Tokio como una de las máximas estrellas de los Juegos Olímpicos​, pero contra todos los pronósticos se marcha sin medallas de la capital japonesa.

Tras haber caído contra Zverev en semis (1-6, 6-3 y 6-1), Nole enfrentó al español Pablo Carreño Busta por el bronce del single masculino, donde no solo perdió el partido, sino también la cordura: furioso por lo mal que le estaban saliendo las cosas, lanzó una raqueta a la grada, en primera instancia, y luego destruyó otra.

Fue derrota por 6-4, 6-7 (6-8) y 6-3 en dos horas y 47 minutos de juego. Y no la única del día: un rato después de que el serbio brindara declaraciones en conferencia de prensa, la organización del torneo anunció que era baja para el duelo del doble mixto, junto a su compatriota Nina Stojanovic, también por subir al tercer escalón.

“Lamento no haber podido ganar una medalla para mi país”, había dicho Djokovic en la zona mixta, dando pistas de que no estaba en condiciones de jugar el compromiso que tenía por delante. “Ni ayer (viernes en la derrota en semifinales contra Alexander Zverev) ni hoy pude dar mi nivel de tenis. Estoy agotado física y mentalmente, pero por supuesto que no me arrepiento de haber venido a los Juegos”, explicó.

“No creo en las casualidades de la vida. Las cosas pasan por alguna razón. En mi carrera ya he tenido derrotas dolorosas en los Juegos y en grandes torneos y eso me ha hecho más fuerte en todos los aspectos”, añadió el serbio, quien aseguró que seguirá luchando por su país en París (2024).

Según lo anunciado por la organización, Nole se ausentó al partido de dobles mixto “debido a una lesión en el hombro”. Por lo tanto, los australianos “Ashleigh Barty y John Peers obtienen la victoria frente a Djokovic y Nina Stojanovic y ganan la medalla de bronce para Australia”, añadió la ITF.

El número uno del mundo, que parecía imbatible esta temporada, se despidió también de su objetivo de conquistar el Golden Slam, los cuatro torneos grandes y el oro olímpico en un mismo año.

Al final no solo se queda sin ese hito, que en la historia solo lo había logrado la alemana Steffi Graf en 1988, sino que se marcha de Tokio por la puerta de atrás, dejando un par de momentos que tampoco le ayudarán a ganar popularidad.

En el tercer set del partido contra Carreño, primero tiró la raqueta a la grada (vacía) después de perder un punto y, poco después, destrozó su raqueta contra el poste de la red al ceder un juego.

Djokovic atribuyó esos gestos a la “emoción y la tensión en la cancha”, y se disculpó: “No es la primera vez, probablemente no será la última. No es bonito, por supuesto, pero es parte de mi carácter. No me gusta hacer estas cosas. Lo siento por enviar este tipo de mensajes, pero somos seres humanos y algunas veces es difícil controlarse”.

El paso de Djokovic por Tokio ya había dejado otro momento polémico cuando, en pleno debate sobre la salud mental de los deportistas, a raíz de la retirada de la estrella estadounidense de la gimnasia Simone Biles del concurso por equipos y el general individual por tener “demonios en la cabeza”, el serbio declaró que “la presión es un privilegio” del deporte profesional y que para que un deportista se mantenga en la cima “tiene que aprender a gestionarla”.

Fuente: ole.com.ar.

Click para comentar

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Los más leídos

error: Content is protected !!