Connect with us

Política

Lilian Samaniego cree que Senado no tratará destitución de Zacarías ni de Friedmann

La senadora colorada Lilian Samaniego. Foto: Archivo

La senadora colorada Lilian Samaniego. Foto: Archivo

La senadora colorada Lilian Samaniego señaló que no cree que el Senado concrete en la sesión extraordinaria convocada para hoy la destitución de sus colegas Javier Zacarías Irún y Rodolfo Friedmann Alfaro, acusados de uso indebido de influencias e incompatibilidades con el cargo.

“La tendencia es esperar la reglamentación del artículo 201 de la Constitución sobre la perdida de investidura, que tiene media sanción en Senado, y espera la otra media sanción de Diputados”, dijo la parlamentaria.

Samaniego informó ayer en declaraciones radiales que están “dialogando” con las distintas bancadas “para llegar a un consenso” sobre los pedidos de pérdida de investidura que enfrentan sus dos correligionarios. “Creo que va a haber una posición consensuada, porque si actuamos otra vez sin un reglamento estará primando siempre una posición política, que fue lo que pasó con los compañeros que se fueron; entonces, lo que queda de acá para adelante hay que reglamentar”, indicó.

A mediados de septiembre, Samaniego había ya señalado que no apoyaría la pérdida de investidura de ninguno de los dos senadores colorados, argumentando que en el caso de Friedmann “con haberlo despojado de sus fueros es suficiente para que enfrente el proceso judicial”. Se descuenta que siga la misma línea con relación a Zacarías, a quien también el Senado despojó de sus fueros para que enfrente las investigaciones en su contra, que finalmente fueron “blanqueadas” por la Corte Suprema de Justicia en un polémico fallo hace dos semanas.

El Nacional ya había adelantado sobre la probabilidad de que el Senado resuelva postergar el tratamiento de la destitución del cartista Zacarías Irún, y postergue nuevamente el caso de Friedmann, cuya destitución fue aplazada ad referéndum de un pronunciamiento judicial hace un mes.

Los casos

Zacarías y Friedmann están acusados de lo mismo, uso indebido de influencias e incompatibilidades con el cargo, las dos figuras excluyentes del artículo 201, y enfrentan también causas judiciales por delitos de corrupción muy parecidos.

Friedmann perdió sus fueros a principios de septiembre, pero hasta ahora pudo conservar la banca que consiguió hace dos años, cuando asumió en reemplazo del expresidente Horacio Cartes, que fue impedido de jurar junto a su colega Nicanor Duarte Frutos, que a su vez fue reemplazado por Mirtha Gusinsky.

El parlamentario está imputado por asociación criminal, cohecho pasivo y lavado de dinero, en la causa que lo investiga por la administración de los fondos del almuerzo escolar en su época de gobernador de Guairá, y donde aparecen también imputados su esposa, la modelo Marly Figueredo, el diputado Ever Noguera y administrativos y socios de la empresa ESSA, de la que se asegura era dueño.

La destitución de Zacarías está impulsada por las bancadas de Patria Querida y Hagamos, y cuenta con el respaldo de 29 parlamentarios, mientras que la de Friedmann tiene el apoyo de 27 senadores.

A simple vista, hay votos suficientes, pero es también probable que, como señaló Samaniego, el pleno no quiera volver sobre sus pasos y desandar toda la prerrogativa sobre el debido proceso que llevó a la sanción del proyecto ley que reglamenta el artículo 201 de la Constitución Nacional, y establece todo un protocolo dirigido a garantizar el derecho a la defensa, que aguarda su tratamiento en Diputados.

Click para comentar

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Los más leídos

error: Content is protected !!